TRAJES A MEDIDA

Trajes a medida Trajes Guzmán

Todos los Gentlemen deberían probar al menos una vez lo que se siente vistiendo un traje a medida. Bien es cierto que si disponer de un buen número de trajes es un privilegio, tenerlos todos a medida hoy en día resulta cuanto menos imposible.

Pero siempre existirá esa ocasión especial que justifique que un Gentleman pueda encargar al menos un traje a medida para acudir con todas las garantías a esa fecha señalada.

Para poder elegir ese traje tan especial, trataremos de hacer hincapié en tres consejos para que podamos presumir y disfrutar de un excelente traje hecho a medida y por supuesto, cosido a mano.

Sastrería, cosido a mano

Telas trajes a medida

1. La elección del tejido es fundamental

Si no se está familiarizado con las marcas de mayor reputación en telas déjate aconsejar por nuestros sastres Guzmán.

Piensa antes el uso que le vas a dar y elige en consecuencia. Si tu intención es vestir el traje en el trabajo o con cierta frecuencia opta por telas de un peso alrededor de los 350 g.

La gran diferencia entre un traje de confección y uno a medida es la hechura personalizada de este último. La hechura más adecuada para caballero se consigue con la toma de medidas correcta.

Aunque te dejes asesorar por nuestros sastres, comenta tus preferencias en cuanto al tipo de hombros o tu caída preferida del pantalón.

Tailoring, sastrería Guzmán

Sastre traje a medida

2. Definir el aspecto del traje

Una vez tomadas medidas y el sastre sepa el tipo de corte que quieres es hora de hablar de los detalles finales. Dos o tres botones, chaqueta recta o cruzada, aberturas traseras, número de pliegues en el pantalón, vuelta en el pantalón, anchura de las solapas, tipo de forro, corte para tirantes o cinturón, número y disposición de los bolsillos, ojales abiertos o cerrados…

Detalles botón ojal Guzmán

Sastrería trajes a medida Guzmán

3. Asegúrate de que durante las pruebas todo se adecúa a tus gustos

Si piensas que tu chaqueta te favorecería más algo menos entallada díselo, si el largo del pantalón no es el deseado o si apreciaras la mínima arruga en la caída de la chaqueta una vez abotonada…

Sin duda, después de ese primer traje a medida nunca más verás la confección con los mismos ojos y por eso, no será importante esperar el tiempo que sea necesario para poder hacerte un nuevo traje a medida.

Detalle corbata Guzmán

Trajes a medida Gentleman

4. Y el último consejo sería preguntar.

Seguramente tendrás conocidos o amigos que se han hecho trajes a medida. Pregúntales por sus experiencias. No se trata de copiar sus gustos, es solamente abrirse a ideas y opciones, y lo más importante es aprender qué momentos del proceso son cruciales y se debe poner especial atención.

Esperamos que os haya resultado interesante este post, y ya sabéis que en Trajes Guzmán estamos a vuestra disposición para ayudaros a tener vuestro espectacular traje a medida, sea el primero de vuestro armario, o no!