CÓMO VESTIR DE CHAQUÉ

El chaqué es una prenda de vestir de ceremonia de máxima etiqueta concebida para ser utilizada a lo largo del día (por la mañana y hasta el atardecer, entre las 18 h. y 20 h.). El negro es el color más ceremonioso y habitual, aunque cada vez se pueden ver más en color gris y azul marino. También es conocida como prenda de mañana (Morning Jacket).

El chaquet está compuesto por 3 piezas: la levita, el chaleco y el pantalón. En este post haremos un repaso a cada una de ellas y los aspectos que debemos tener en cuenta a la hora de decidirnos.

Cómo vestir de chaqué

Levita
La levita del chaqué es una de las partes del conjunto que menos licencias permite. Únicamente tiene un solo botón, situado a la altura del ombligo. Las solapas clásicas y el corte posterior que divide los dos faldones conforman sus características más propias.
Lo normal es que sea negra, aunque también puede utilizarse en azul marino, azul tinta y gris marengo; estos dos últimos sean quizás los más aconsejables para bodas de mañana.

Chaqué azul marino Trajes Guzmán

Chaleco
El chaleco permite algún cambio con respecto a la levita. Puede ser cruzado o recto, de tres o más botones. Normalmente la opción más clásica es llevarlo gris perla o negro con ribete.
Para el novio y los invitados más jóvenes hay otras opciones, como el beige, que constituye una apuesta de contraste que siempre triunfa, al igual que otras tonalidades como el celeste o el albero, una tonalidad más amarillenta y muy de moda en la actualidad.

Vestir un chaqué con chaleco recto

Pantalón
Lo más usual es llevarlo en una tonalidad gris y de rayas verticales, con una pinza. El tejido más convencional es la lana, la más gruesa es la de tipo cheviot, denominada así por la raza de oveja de la que se obtiene la lana. Para épocas de más calor existen otros materiales más frescos como las lanas frías.
El pantalón de chaqué ha de llevar la raya bien marcada, los bajos sin vuelta. Y lo más importante, ha de quedar perfectamente ajustado a la cintura ya que no admite cinturón, pero sí tirantes.

Camisa
Siempre debe ser blanca, con cuello italiano y puño doble. El puño doble es obligatorio, lo cerraremos con unos gemelos acordes al evento, mejor si son plateados y discretos.

Cómo vestir de chaqué

La corbata
Esta es la parte del chaqué con más libertad. Originalmente la corbata más clásica era la gris, algo que quizá restaba colorido y originalidad a un atuendo ya de por sí aburrido. Actualmente lo más usual es utilizar colores claros y vivos, normalmente en liso aunque se pueden utilizar algunas de topos o de rayas oblicuas.

Los zapatos
El color ha de ser siempre negro, no se admiten otras tonalidades, la puntera redondeada tipo Oxford y con cordones, olvídate de mocasines, botines y calzado troquelado.
Es importante, que el zapato vaya lustroso, para eso, lo mejor es tratarlos con crema el día anterior y sacarles brillo con un paño.

Pack Chaqué completo

Ya sabéis cuándo se debe utilizar el chaqué y las partes que lo componen, así que no tenéis excusa para vestir con uno cuando la ocasión lo requiera!

Os recordamos que en Trajes Guzmán disponemos de chaqués, tanto en alquiler como en venta, para que podáis ir perfectos a vuestra boda o la de algún amigo o conocido.